jueves, 17 de noviembre de 2011

LA FRASE DE LA SEMANA



6 comentarios:

Susana dijo...

Buenísima, la frase, pero la foto más... esa mujer con la mano en la boca en primer plano.., refuerza aún más el mensaje...

chema dijo...

en épocas en las que había alguna chica que me gustaba hasta el punto de pensar constantemente en ella, para motivarme a mí mismo a hacer las cosas como debía (estudiar o lo que tuviera que hacer), actuaba como si ella me estuviera observando. no era un pensamiento tan consciente y deliberado como lo estoy describiendo, pero la idea era esa. en fin... :P

Myriam dijo...

La frase está graciosa, la historia de Chema más. Pero a mí me trae un olor a rancio y añejo, que me recuerda a las monjas de mi cole diciéndome que Dios lo ve todooooooo... (léase el tono amenazante).ANN

Elphaba dijo...

Es una buena frase y muy cierta casi siempre. Hay muy muy pocas personas con las que podamos ser nosotros mismos al 100%. A veces no te las encuentras nunca en la vida.
Otra cosa que a veces pienso, es que el ser tú mismo, no siempre es la misma cosa. Hay muchísimas partes de uno mismo,y no todas se comparten con todos. Hay partes de mí que no conocen mis amigos, y partes que no conocen en mi casa. Todas son ciertas y auténticas, pero parciales.

cloti dijo...

Pues yo no estoy de acuerdo con esa frase. Al menos yo, soy más yo cuando me mira alguien que me quiere, mi marido, mis padres, mis hermanos y espero que también eso se cumpla cuando mis hijos pasen la adolescencia, jajaja.
Si nadie me mira como que ni soy, jajaja
Bsssssss
Cloti

Anónimo dijo...

Vaya, veo que hay opiniones para todos los gustos. Eso está bien, muy bien ;)

No recuerdo dónde encontré la foto (me gusta mencionar las fuentes aunque a veces me despisto...) y no sé si será un montaje, pero me resultó estupenda.
Anele.