sábado, 20 de abril de 2013

TAN REALES


De nuevo el Museo Thyssen nos ofrece una exposición interesante. Esta vez, una pequeña selección de pintura "hiperrealista" que muestra obras desde los años 60 hasta nuestros días. Entre ellas, la única que me resultaba familiar son las "Telephone Booths" (967) de Richard Estes y esos reflejos que hipnotizan.
Así que aprovechando que me atraía la temática y que por fin la primavera nos ha dado una tregua, salimos a disfrutar de una agradable mañana entre pinturas y (por fin!!) rayos de sol.
 
Esta corriente nacida a finales de los 60 en Estados Unidos refleja una técnica que se basa en el empleo de fotografías trasladadas al lienzo, con tal detalle que el resultado final casi parece una fotografía. La temática suele ser de estilo pop, reflejando automóviles, diners (como el "Nedick's" de Richard Estes, foto inferior), escaparates y todo tipo de iconos kitsch que representan la sociedad de consumo.
En ocasiones se les ha acusado de ser "meros copistas de la realidad" pero afortunadamente el tiempo les ha dado su lugar.

 
Vertebrada en 4 secciones: "On the road" muestra una serie de automóviles, Harleys, caravanas y brillantes guardabarros y parachoques, como el "Mobile Reentry Vehicle" (1990) de Gus Heinze:
 
 
Incluso algunos artistas emplean pintura de coches en sus lienzos, como en este impresionante "Plum Delicious" (2006) de Peter Maier:
 
 
La sección "Bodegones modernos" nos muestra naturalezas muertas repletas de botes de kétchup y tarros de cristal, como "Los favoritos de América" de Ralph Goings:
 
 
o los impresionantes celofanes del "Reunión" (2012) de Roberto Bernardi:
 
 
La sección de Paisajes Urbanos nos hace sentirnos espectadores tras una ventana abierta a ciudades como N. York, Las Vegas, Londres o a Florencia y su "Arno at Dusk" (1994) de Anthony Brunelli:
 
 
y no podemos evitar recordar a los primeros hiperrealistas, en una época en que no existían las cámaras fotográficas, y pienso que Raphaella Spence y su "Canal Grande" me recuerda tanto tanto a Canaletto...
 
 
 Aunque sin duda, de entre los cerca de 60 lienzos, los que nos llamaron la atención por encima de todos ellos, por su increíble técnica, fueron "House with Snow" (1998) de Rod Penner:
 
 
y el "Lizzie Smoking" de Yigal Ozeri:
 
porque realmente cuesta trabajo diferenciar si se trata de pintura o son fotografías.
 
Me sorprende no haber encontrado ninguna obra de Antonio López   (aunque según algunos no se le debe englobar en esta corriente hiperrealista; dejo esas sutilezas a los entendidos) o de la genial Sor Isabel Guerra.
En cualquier caso, si os gusta la pintura hiperrealista (y a pesar del elevado precio de la exposición, como todas las del Thyssen), os recomiendo la visita. Será clausurada el 9 de junio.
 
 
Imágenes:  abc.es, artnet.com, loffit.abc.es, sweet-station.com, bernarduccimeisel.com


13 comentarios:

Elphaba dijo...

No me extraña que todavía no haya comentarios. Esto te deja sin palabras O_O.

chema dijo...

al pintar, por mucho que se intente reproducir fielmente eso que se pinta, nunca será una reproducción exacta como una foto. al menos es lo que pensaba hasta ahora...

Susana dijo...

El último cuadro es impresionante!!! Pues yo también pensaba que Antonio Lopez era hiperrealista (de hecho era el único nombre que me sabía de esta corriente y ahora resulta que es acertado... jajaja)

Susana dijo...

que no es acertado quería decir...

anele dijo...

Elphaba, al natural son más impresionantes aún. Me encantó la expo.

Chema, algunos se nota que son cuadros a pesar de lo bien hechos que están, pero te aseguro que en los últimos tuvimos que acercarnos mucho intentando adivinar alguna pincelada evidente... en vano. Tienen una técnica impresionante.

Susana, nos encantó la veladura del humo, tan bien recreada. No es el más bonito pero sí uno de los más realistas, por eso nos impactó tanto. Supongo que no incluyeron a López porque ya le dedicaron una exposición el año pasado. O por alguna otra razón, vete a saber!

Bruno Taut dijo...

Estilismo relamido vacío de contenido.

BT

Geno dijo...

A mi estas pinturas me dejan flipada, me parece increíble que de verdad sea pintado y no foto y eso que nunca he visto ninguna al natural que deben ser más impresionantes aún

Myriam dijo...

Me encanta; soy super fan del hiper realismo! Voy a ir!

Rousi dijo...

La verdad es que parece mentira que se puedan conseguir unos resultados como para no poder saber si son foto o pintura. ¡quedan alucinantes!
(los que conocéis mis cuadros sabéis que no pinto así pero es porque me estoy desenganchando del hiperrealismo jajaja)

anele dijo...

Esperaba un comentario tuyo exactamente así, Bruno. Y siento estar en desacuerdo; a diferencia de un cubista (por ejemplo) no reinterpretan la realidad, sino que se limitan a reproducirla. ¿Piensas entonces que la realidad está vacía de contenido?

Sí, Geno, al natural son mejores, te lo aseguro.

Myriam, no te la pierdas que si te gusta este estilo, vas a disfrutar la exposición. Reúne obras de varias décadas, así que resulta interesante ver cómo ha evolucionado.

Rousi, son pocos lo que se prestan a confusión, sobretodo porque observando de muy cerca, ves alguna pincelada y especialmente es difícil conseguir ese efecto si hay personas dibujadas, pero algno te aseguro que se hace difícil.

Bruno Taut dijo...

Creo, Anele, que lees lo que yo no escribo.

La realidad está llena de contenido y hay que interpretarlo, que es lo que los hiperrealistas que muestras no hacen. Son esos cuadros los que están vacíos, no la realidad.

Hay más compromiso, más interpretación, más arte y más agallas en un retrato de Walker Evans que en cualquiera de los cuadros que muestras. Hay, incluso, más realidad.

Los hiperrealistas se dedican al ejercicio masturbatorio del virtuosismo. Esa perfección técnica es lo único que les interesa y no son capaces de mirar más allá. En ese sentido, se me ocurre ahora, el hiperrealismo tiene más que ver con la pornografía que con el arte.

BT

COILET dijo...

Cuando lo anunciaron por TV me pareció impresionante, desconocía esta corriente pictórica y me deja maravillada cómo son capaces de plasmar el reflejo de cosas metálicas, la transparencia del cristal, el humo del cigarro... Impresionante.

anele dijo...

Joder!! no me digas eso, Bruno, que ahora cada vez que vea un Canaletto (aunque "vedutista" y no hiperrealista) se me va a venir a la mente la figura de un gran masturbador, ja, ja, ja.
Vaya cosas se te ocurren; al final, lo mires como lo mires, los tíos siempre, de una forma u otra, acabáis relacionándolo todo con el sexo, ja, ja. Aunque sea sin pretenderlo.

Coilet, ahora que lo mencionas (al decir que desconocías esta corriente) es una de las cosas que me gustan de las exposiciones, la de cosas que te enseñan. Yo, que soy una gran ignorante a la que le quedan tantas cosas por descubrir, disfruto un montón con ello. Es admirable la destreza que tienen algunas personas.