lunes, 19 de abril de 2010

COMPRAME UN ROMPEHIELOS

Porque es el último grito entre los fashion victims de altísimo standing.
Ya no está de moda comprarse un yate último modelo para fondear en la costa de Capri el próximo verano.
No.
Ahora lo más inn es lo que estaba out: restaurar un rompehielos y navegar directo a la canícula.

Como el adquirido por la diseñadora Alberta Feretti: el Prometej, antiguo rompehielos que sirvió como buque para la armada rusa en los mares del Norte y más tarde como barco pesquero en Croacia. Construído en Rumanía en 1957, una rehabilitación de 3 años le ha devuelto su antiguo esplendor y transformado en un lujoso yate con capacidad para 12 huéspedes y 9 miembros de la tripuación.


Alberta quería "una casa en un barco que fuera cómodo, elegante y natural, no como una villa de lujo"; no obstante, la nave cuenta con jacuzzi, sauna y gimnasio, y el mobiliario procede de los 5 continentes (¿cómo será entonces su villa? oops!)

Yo por si acaso voy a empezar a practicar:
"Que es mi barco, mi tesoro, que es mi dios, la libertad..."

11 comentarios:

BLAS dijo...

Está claro que Alberta es una señora muy austera, que le gusta la practicidad por encima de todo... Ya el estilo Flavio Briatore está pasado de moda, ahora en las costas más "cool" este verano veremos anclados rompehielos como el Calypso. Cuanto más óxido, más fashion.
Si Jacques Cousteau levantara la cabeza...

cloti dijo...

Ups, me acabo de acordar de un programa de decoración que ponían en el People and Art. Arreglaron una casa flotante (o sea, un barco) y la dejaron de ensueño, aunque claro, nada comparble al rompehielo de Alberta, XDDD
.... mi ley, la fuerza y el viento...
Bss
Cloti

Candela dijo...

Pos yo quiero un petrolero...

Elphaba dijo...

Pues yo un portaviones, que no tengo donde meter ya mis jets privados.

Y a mí que la decoración de la mayoría de estas "casas" de lujo no me gustan nada... Tanta madera labrada, tanto alfombra... no me da sensación de comodidad ninguna.

Seguro que el baño mola más.

BLAS dijo...

Qué poco prácticas sois, un petrolero y un portaaviones son dificilísimos de atracar. No encontrareis sitio nunca! Donde se ponga una Zodiac...

Inma dijo...

Mi marido sueña, habla y mastica pensando en barcos. Ha ahorrado años, y aunque ya es patrón de yates se acaba de examinar de otro título para poder llevar barcos más grandes y más lejos de la costa aún.
Estamos a punto de la compra soñada, esperando cierta estabilidad en su país de destino...y estáis todos invitados. Pensamos recorrer el Mediterráneo y no dejar un rincón de la costa sin conocer.

anele dijo...

Pero qué sencillas sois,niñas. Un petrolero y un portaviones...
Lo del cuarto de baño no lo tengo yo muy claro, que como tenga grifería de oro ya me echa pa'tras.

Ay que ilu!! voy a ir buscando modelito para la fiesta en el barco de la rana. Pero algo estilo ibicenco, que a mí la lentejuela no me favorece.

Geno dijo...

Hmmm ¿no acabasteis el poema? Mi única patria: la mar.
Una señora sencilla esta que no le gustan los lujos, no. Pues yo casi que paso de barquito, me gusta más la tierra firme. Eso sí, Inma, al recorrido por el Maditerraneo, me apunto, jejejeje

BLAS dijo...

Yo me pido despediros con el pañuelito desde tierra firme, y luego a daros la bienvenida con una pancarta.
A mi desde el verano pasado que me pegué una pechá de barcos tremenda, como que prefiero esperaros en tierra firme y luego ver las fotos, hummmmm.
Solo de leer el post y los comentarios se me está poniendo el estómago malo :SS

anele dijo...

Te estábamos esperando a tí, Geno, ja, ja.

NO seáis rajadas, veeeenga, que yo pongo las Biodraminas.

BLAS dijo...

Es que el color verde solo le queda bien a Elphaba, a mi me sienta fatal, salgo horrorosa en las fotos naúticas...