lunes, 5 de julio de 2010

ALIMENTANDO PECES

Hoy he decidido estrenar la paga extra de forma original y después del trabajo me he ido a alimentar peces.


No, no penséis que me he acercado al estanque de El Retiro y me he comprado una bolsa de pan duro para echársela a los patos y a los peces. Más bien ha sido una auténtica experiencia simbiótica: una sesión de pedicura "ecológica".
¿Alguna vez habéis oido hablar de los peces "garra rufa"?

Son éstos : )


Hasta donde yo sé, "Mi Calle de NY" es el único centro de pedicura que los ha incorporado en Madrid, si bien en países como Japón ya son todo un acontecimiento desde hace tiempo.

Esta especie vive en ríos de Siria, Turquía, Irán e Irak, donde constituyen una especie protegida. Se caracterizan por alimentarse de la piel muerta (sólo del estrato córneo) y pronto se demostró su beneficio en casos de psoriasis y otras afecciones dermatológicas afines, pasando a desarrollar una terapia de rimbombante nombre: ictioterapia.
Viven en aguas cálidas y soportan temperaturas de hasta 40ºC y su saliva contiene una sustancia que ayuda a regenerar las células epiteliales. No tienen dientes, sino que succionan las pieles, por lo que no provocan ningún dolor.

Se aconseja tener cuidado y asegurarse de que pertenecen a esta especie, pues en otras regiones asiáticas como China se emplean peces similares que sí mordisquean con sus dientes y pueden provocar alguna lesión pequeña.

Nada más llegar al local, me han lavado los pies (por supuesto, sin jabón, y tras consultarme si me había aplicado crema hidratante); he pasado al "acuario" y me han pedido que no apoye los pies en el fondo (algo totalmente innecesario pues con mi estatura me colgaban) ni en los cristales. Al acercarme al borde se han acercado todos en tropel: ya intuían que se acercaba al hota del "banquete". Te siguen a lo largo del cristal; es increíble!!

Y por fin a meter los pies!!... la sensación que se tiene es la misma que provocan las burbujitas finas de un jacuzzi. Un ligerísimo micromasaje al tiempo que me dejan los pies como una patena.

Al terminar, una cremita de aloe y un aspecto increíble. Verlo para creerlo.

15 comentarios:

chema dijo...

ayyy, qué agradable tiene que ser eso, con lo sensibles que son las plantas de los pies a cualquier estímulo!

Eva dijo...

Ainssss yo lo he visto por la tele pero no sabía que en España existía...me da un poco de no se que...pero según cuentas es agradable...aunq no me deja de resultar extraño...toda será probarlo....para la próxima me lo apunto¡¡¡ xDxD

cloti dijo...

Ay, no sé, no sé yo si me atrevería. Fíjate a comérmelos crudos no me importaría apuntarme pero a que me coman a mí, no sé...
Bssssssss
Cloti

PD La palabra de verificación es "jamones". Simbólico ¿no?

BLAS dijo...

Huy, menos mal que has aclarado lo de la especie, porque yo ya iba a meter los pies en la pecera que tenemos en la cocina, con nuestros dos pececitos naranjas...
Lástima, porque me vendría bien ahorrar en la comida de los peces, no son como tiburones blancos, pero no veas si comen, oye...
xDDDDDDDDDDDDDDDDDD

Candela dijo...

No ha salido mi comentario :(

decia:
AHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHH
Ni loca, ni cocinaos ni crudos, a mi me parecen gusanos nadadores bajo el agua, que ajkito, te admiro, te admiro mucho, puajjjjjjjjjjj

Geno dijo...

Suena estupendamente bien pero es que yo no soporto que me toquen los pies (casi ni tocarmelos yo :-)) así que no se si lo soportaría, jajajajja

Bertha dijo...

Si que lo he visto en la TV, pero no se si yo seria capaz de meter los pies ahy, y si aun no los viera, tal vez, pero encima los ves, esta claro que no podria. Pero ya veo que tu eres muy valiente, jejeje.

Susana dijo...

Si que da un poco de cosilla, aunque supongo que todo es cerrar los ojos porque la sensación en sí tiene que ser muy agradable...

KIRA dijo...

Debe ser una sensacion increible, pero yo te aseguro que me lo pensaria antes de meter los pies dentro, no se me veo en plan: los meto, no no los meto, los meto, no no los meto... venga va los meto, uuummmm es que me da no se que...y mas sabiendo que hay otra especie que muerde... jejeje
Valiente!!!!

Myriam dijo...

Mmmm... no sé si me gusta o si me da grima...

anele dijo...

Pero que cobardicas que sois. Que sepáis que todavía puedo caminar, ja, ja, jaaaaaa.
Ruth, hija, no me seas asquerosa, que tu Pandora tiene la piel igual de resbaladiza que estos pobres.

Confieso que me lo pensé antes de meter los pies, pero para estas cosas soy muy "echápalante".

Chema, anímate, que dicen que los clientes masculinos son mayoría, porque son menos "asquerositos" que nosotras, ja, ja.

Cloti,¿no estarás insinuando que se refería a MIS jamones? :P

Blas, si te animas, los venden. O si quieres, la próxima vez me llevo una pecerita y te llevo un puñao para que los críes en casa. Entre lo que te ahorras en comida para los peces y en pedicura, te sale a cuenta XD

anele dijo...

Nada de valiente, Bertha, que son unos pececillos de ná.

Uy, Geno, pues soy totalmente opuesta a tí. Me encanta que me hagan cosquillas en los pies y tengo pendiente uns sesión de reflexología un día de éstos.

Susana, Myriam, basta pedir una revista o llevarse un libro para olvidarse por media hora. Si no los ves...

Eva, la próxima me apunto contigo :)

De verdad que el resultado en algunas zonas es espectacular.

anele dijo...

Kira, no sé por qué, tu comentario no aparece, pero sin embargo lo pude leer en mi bandeja de entrada.

Claire dijo...

Yo había oído hablar de esto, pero no sabía que aquí había. A ver, tampoco sabía que raza de pez era y esas cosas, pero lo encuentro super gracioso!
Creo que lo probaría, eso sí, antes me estaría mis minutos pensando si meto los pies o no, jejeje
Debe ser muy raro pero también una experiencia diferente. Mola!

COILET dijo...

Harán cosquillas??? Pq yo me río con un minimo roce, nena....

Qué curioso!!!