viernes, 16 de marzo de 2012

HISTORIAS DE LA REBOTICA

De vez en cuándo (y más a menudo de lo que nos gustaría) le dan patadas al diccionario en la botica, porque es inevitable que, con esos nombres de los medicamentos, la gente dé pie con bola. Y ahora con la obligada prescripción por principio activo... pues mucho peor. La lengua se les hace un nudo. Pero hay cosas que una no debería ver nunca...



- "¿Me dejas un boli para ir escribiéndo en cada caja para qué sirven? esque si no, se hace un lío",



- "Claro, aquí tienes".



-"Y en ésta, ¿qué pongo? "



- "Bueno, es un diurético. No sé qué quieres escribir... ya sabes... es para orinar más, para bajar la hipertensión... Tú verás cómo lo entenderá mejor"



-"¿Pongo, por ejemplo, Tensión y Mear?"



- "Sí, mujer, lo que tu quieras"






Siento enormemente haber "fusilado" a mi ética profesional, pero es que no pude evitar la tentación... con una excusa pobre ("Uy, perdona, que no sé si te he dado la dosis correcta, voy a comprobar...") entré en la rebotica, saqué el móvil y rauda y veloz, inmortalicé el momento. Es que esto hay que verlo, no basta contarlo!!



¿Por qué complicamos lo sencillo? Si lo más frecuente es comerse las haches, no meterlas con calzador!!!

12 comentarios:

chema dijo...

ésta la vimos en vivo, me acuerdo! :D
para la acción de evacuar el aparato urinario hay palabras más correctas que la que utilizaba esa buena mujer... pero encima meterle una 'h' intercalada! lo lees y tardas varios segundos en entender lo que quiere decir. :S

Dina Oltra dijo...

No tengo palabras....

Geno dijo...

:-O Pa flipar. Y sí, estoy contigo, con lo fácil que es comerse las haches y que gratuitamente las pone alguna gente...

Geno dijo...

:-O Pa flipar. Y sí, estoy contigo, con lo fácil que es comerse las haches y que gratuitamente las pone alguna gente...

BLAS dijo...

Yo ya ni flipo. Yo no sé si es que ultimamente la gente le da más patadas al diccionario que nunca, o que con tanto messenger, y tanto SMS, se nota más. Pero se ve cada cosa (como ésta), que dan ganas de llorar.
Que lástima, por Dios...

anele dijo...

Ya te digo, Chema!! Tampoco pretendo que me deslumbre con su léxico y escriba "miccionar", ja, ja, pero es que es muy fuerte... Lo podría excusar en un abuelo que no pudo asistir a la escuela, pero no en una chica de unos 30 años. Esa se perdió toditos los capítulos de Barrio Sésamo.

Dina, ni tú ni nadie :))
Bienvenida.

Geno, si es lo que yo digo. En el cole todos los niños se comían las haches.Vamos, lo normal. Esta lo debe hacer por llevar la contaria, ja, ja.

Blas, yo aún sigo sin comprender cómo la gente no es capaz de leer un nombre, por complicado que sea. Juego de sílabas, nada más. Yo sé que hay nombres difíciles, pero ni te imaginas la cantidad de gente (aparentemente de cultura media por la imagen que muestran) que aún no sabe pronunciar medicamentos que tendrían que estar ya tan integrados en nuestro vocabulario como el ibuprofeno.

Candela. dijo...

Jajajjaaaa. Oye, una pregunta... ¿microdiol ya no necesita receta? Cuando he estado en barna estos dias me he comprado dos cajas (estaba sin) y no me han pedido receta. O va por regiiones? Porque si no se necesita prescripción, ya stoy encargando cajas para todo el año en lugar de mandar a mi padre al de cabecera

Candela. dijo...

este... ºy como se siguen ahora los comentarios? no encuentro el botoncito de seguir...

anele dijo...

Creo que has quitado el sistema de seguimiento, Ruth (tampoco lo puedo asegurar; lo que sí sé es que yo no he modificado nada por mi cuenta).

Y lo del Microdiol... pues depende de la farmacia: en unas te la pedirán y en otras no. Así que te recomiendo que vayas preguntando y comprando. Hay muchas donde te la darán sin problemas.

anele dijo...

Perdón, quise decir "creo que HAN quitado".
Según tengo entendido, se soluciona poniendo los comentarios a continuación del post y no en ventana emergente. Investigaré.

Elphaba dijo...

XDD Me parto imaginándote cometiendo tal acto de falta de ética, jajajaja. Gracias por compartirlo ^^

anele dijo...

No me digas eso Elpahaba (qué vergüenza). Todavia me asombro del aplomo y del disimulo, como si no hubiera roto un plato en la vida, ja, ja.