sábado, 24 de marzo de 2012

NORMAN ROCKWELL

A muchos seguramente el nombre no les suene, pero al ver las maravillosas portadas que ilustró sí reconocerán las imágenes.
Lo que yo no sabía es que tiene su propio museo en los EEUU (fundado en 1969 en Stockbridge, Massachusettts, donde vivió durante sus últimos 25 años, además de otro museo menor ubicado en Vermont) y que en su última etapa profesional también adoptó la fotografía como medio de expresión.
Inicialmente contaba con modelos que posaban para sus trabajos, aunque pronto comprendió las posibilidades que le ofrecía la fotografía. Son precisamente sus portadas para la conocida revista de actualidad Saturday Evening Post (su primer trabajo para ellos data de 1916: un total de 322 cubiertas a lo largo de 47 años) las que le dieron renombre y lo convirtieron en el ilustrador más popular de su época, así como sus anuncios (para Coca-Cola, Kellogg's, dentífricos....). Se suceden las ilustraciones de libros, los calendarios para boy scouts, retratos, la biografía ilustrada de Louisse May Alcott...




En la década de los 20-30 se centró básicamente en escenas infantiles, debido a su papel como director artístico de la revista "Boys' Life", especializándose en trabajos para revistas infantiles. En los 30-40 evolucionó hacia otras temáticas y es el que mejor supo plasmar el modo de vida norteamericano a través de sus escenas costumbristas.

Entre 1941-1946, recibió el encargo del Post de realizar una serie de portadas para levantar la moral del país en las que relataba, a lo largo de 11 ilustraciones, las aventuras de un soldado raso imaginario (Willie Gillis) durante su periplo tras enrolarse en el ejército y hasta su regreso a casa, sano y salvo. Si bien fue tachado de "blando" y "azucarado" por sus detractores, hay que reconocer que también incluyó la crítica social, especialmente en los 60-70, a cuenta de los cambios políticos y la creciente integración de culturas, como demuestra en "El problema con el que convivimos todos", donde muestra a una niña de raza negra que es escoltada a la escuela:









De lo que no cabe duda es de la exaltación del pueblo americano a través de sus dibujos, entre los que destaca su serie "Libertad" (inspirado por el discurso de Roosvelt sobre las 4 libertades): "Freedom from want" (libertad de la necesidad: representa a una familia reunida en torno a la mesa el día de Acción de Gracias), "Freedom of speech"(libertad de expresión), "Freedom from fear" (libertad del miedo) y "Freedom to worship" (libertad de culto), considerada ésta última como su obra maestra. El Gobierno imprimió millones de carteles y los lienzos viajaron en 1943 en una gira por 16 ciudades en compañía de su autor, con el fin de exaltar el orgullo patrio y bélico.
En esta página se pueden ver todas las portadas que creó para el Saturday Evening Post.

10 comentarios:

Candela. dijo...

Genial, Anele. Un gran post. EEsto habria quedado genial en la revi!

chema dijo...

el de la niña del vestido blanco mirándose al espejo me suena mucho, mucho.
y en el de la niña de raza negra escoltada, en el muro se ve una pintada con la palabra 'nigger'. es una denuncia del racismo muy cruda y directa.

Subaru * スバル dijo...

este artista me encanta, en cuanto descubrí su arte tuve que informare de quién era. Le descubrí con la primera imagen, la de "el chismorreo"... o "el rumor" (creo que se titula así)

muchas gracias por el link que dejas de las portadas! :D

anele dijo...

Muchas gracias, Ruth. Me alegro de que te guste. Animaos y escribid sobre él.

Chema, el de la niña lo tengo yo en la portada de un libro: "Un árbol crece en Brooklyn". Precisamente lo compré porque me gustó la portada (y no sabía que fuera de Rockwell hasta que busqué información por la Red para el post y me topé con ella).

Subaru, me encanta que te guste a tí también; es que es un gran artista :)) Curiosamente leí que él siempre tuvo muchas dudas sobre su valía, fíjate. Quizás movido por las críticas que le tachabn de almibarado, no sé. Pero para mí es incuestionable lo buen dibujante que es, no hay más que mirar sus obras. Me encantaría visitar ese museo.

chema dijo...

anele, ya me lo has dicho todo. el libro 'un árbol crece en brooklyn' yo también lo tengo, por eso me sonaba esa ilustración!

Inma dijo...

Ay esa biografía ilustrada de L M Alcott! Me he quedado babeando imaginándola. Algo sé sobre la vida de esta mujer y tiene mucho que ver con la historia de Mujercitas, sobre todo un grupo espiritual al que pertenecían que se refleja en la moral del libro.
Tienes razón no me sonaba el nombre y mucho las imágenes.

Nerea dijo...

Me ha encantado esta entrada sobre Rockwell, Anele.

Llevo una temporada que no miro muchos blogs, no escribo demasiado y justo hoy me han arreglado internet.

¡Espero ponerme pronto al día con tus anteriores entradas! Y que vayas más a menudo por Mamá Framboise :-) no sólo por tu cumple. Yo no he estado pero he leído que tiene cosas muy ricas.

Gracias por visitar mi blog.

Chocobesos

Elphaba dijo...

Rockwell es uno de los grandes genios de la pintura, aunque no está lo suficientemente reconocido. No sé cómo alguien ha podido dudar alguna vez de su talento. ¿Porque le gustara reflejar escenas amables significa que no sabía pintar? Mundo absurdo y a menudo estúpido el del arte.

anele dijo...

¿Verdad que suena bien lo de la biografía, Inma? Me encantaría echarle un vistazo...

Gracias, Nerea. Chocobesos también para tí :)))

Lo has explicado de maravilla, ELphaba. No entiendo a los snobs que sólo aceptan que en arte se hagan cosas serias, o críticas. Creo que lo importante no es el tema tratado sino la valía del artista, y en este caso creo que queda patente que era un gran pintor-dibujante-ilustrador o como quieran llamarle. En la vida de todo artista hay un comienzo y a veces no es fácil,a fin de cuentas uno tiene que ganarse la vida de alguna forma, pero en cualquier caso, el pintar escenitas costumbristas y amables, dulzonas, patrióticas e idílicas no tiene por qué considerarse un arte "menor". También hay que entender el contexto, la época... Hoy quizás nos parecerían cursis pero entonces eran muy típicas esas escenas.

marlene darko dijo...

Un magnifico artista ,excelente dibujante Norman Rockwell, nadie como este genio versátil de trazo ágil,dinámico,perennizador cotidiano de la gente de su tiempo,un genio de la expresividad corporal de sus retratados,un observador meticuloso de los caracteres y expresiones,emociones, un eximio ,que crece conforme pasa el tiempo reconocimiento al talento de su creatividad fulgurante.