viernes, 13 de marzo de 2009

¡¡ ESTA CASA ES LA ONU !! (capítulo 3)

DAPHNE S.
-------------
21 años
Estudiante de "Languages"
EEUU
Septiembre 2000

Daphne o la diversidad gastronómica.
Ha sido nuestro caso más patológico de negativa a probar nuevos sabores. Me pregunto qué desayunaba en su casa: no le gustan los cereales, ni la mantequilla, ni la mermelada, ni las tostadas, ni las galletas, ni... en fin, nada. Tampoco le gusta nuestra leche; tanto es así que el 1º día que la probó fue a parar al fregadero y rellenó más de la mitad de la taza con agua (dice que es muy fuerte). Así que el 2º día se pasó a la leche desnatada de mamá... eso sí, echándole igualmente un chorrito de agua (menos mal que alegraba el "brebaje" con un poco de cacao en polvo).
Entonces, ¿qué ofrecerle de comer a una persona a quien no le gustan las delicias que desayuna el común de los mortales? Al parecer las madalenas no le desagradan del todo... hasta que un día cambiamos de marca y resulto que eran madalenas "sin papel" (¡a quién se le ocurre, mamá!) así que sobra decir quien terminó comiéndoselas.

En cuanto al resto de comidas, nunca sabrá si le gusta la morcilla, o el pescaito frito, o la paella,... jamás consintió probar nada nuevo.
Daba verdadera penita verla comer. Recuerdo la "agonía de la empanadilla" al verse tristemente desparramada por el plato: como no le gustaba el atún (tampoco) las partía por la mitad, a continuación las espachurraba con el dorso del tenedor y cuando ya había logrado sacar todo el relleno se comía la masa. (Ay qué penita, con lo que a mí me gustan, era como verla cometer un sacrilegio). Y la 1º noche que le pusimos croquetas, 6 de las 5 que le servimos acabaron en el cubo de basura.
Conclusión: optamos por dejar de tirar el dinero y la comida y desde entonces hasta el mismo día en que se fue (unos 4 meses) estuvo comiendo y cenando pollo asado. ¿Por qué pollo? Olvidé decir que todos, ab-so-lu-ta-men-te TODOS los estudiantes USA que han pasado por casa han confesado que es su comida favorita y lo que comen día sí, día también. (Cada vez me convenzo más de que les implantan un chip cerebral al nacer).
La diferencia es que el resto solía tener mayor variedad gastronómica en sus casas; Daphne no:
adooooora el pollo que su madre le cocina de diversas formas y adora los macarrones con cebolla. Ésta es en resumidas cuentas (y tan resumidas) la dieta de nuestra protagonista, 7 días a la semana, 365 días al año.
(¡Qué aburrimiento de dieta, por Dios! Me recuerda a cuando acabé aborreciendo las manzanas porque me las servían todos los días en el comedor del cole).

Así, cada pollo que comprábamos nos daba para 4 veces, acompañando como entrante a una suculenta (mmmm...) sopa de sobre. De sobre, sí. Porque el día que probó por primera vez la sopa de cocido madrileño nos rogó "encarecidamente" que no se lo ofreciéramos nunca más a menos que quisiéramos verla enferma (palabras textuales).

Una o 2 noches por semana sustituíamos el pollo por tortilla francesa con patatas fritas o macarrones (con ketchup y sin jamón porque se dedicaba a apartarlo con el tenedor) porque nos daba miedo que tras 4 meses a dieta de pollo acabaran por salirle 2 "alitas" a la espalda.

Vamos, que podría decirse que vivió una pura inmersión cultural.

10 comentarios:

cloti dijo...

¿Cómo la soportasteis? A mí me superan las personas que se niegan a probar comidas nuevas, que limitan su dieta a la comida del comedor del cole, macarrones y macarrones, o que lo estropean todo añadiéndole tomate frito de bote o, lo que es peor, ketchup, ese invento del diablo, jajajaja
Y me da muchísima pena los que dicen que no les gusta el queso, como si el queso tuviera un único sabor, snifsnif
Bssssssssssss
Cloti

Inma dijo...

Tengo debilidad por tus entradas de estudiantes extranjeros. Se lo he leído a mi hijo y se partía de risa con lo de las croquetas.
Y todo el mundo sabe que la sopa de sobre es mejor (ejem ejem) que una "de verdad"

Candela dijo...

Joer, ya le vale!! No es la primera persona que he conocido asi. Vaya telaaaa!!!

chema dijo...

lo de que le acabarían saliendo alas y pico y creata yo también lo había pensado!! :D
me da penita esta chica, vaya dieta más pobre y desequilibrada.

Bertha dijo...

Bueno esta chica no sabia lo que se perdia,ja ja.

BLAS dijo...

Yo vuelvo a ser de la opinión de Cloti (digo "vuelvo" porque hace un ratito me he pasado por otro blog, en el que he dicho lo mismo "opino igual que Cloti"...), pero a mí me revienta la falta de cultura (y de educación) que demuestran algunas personas con lo de no querer probar nuevos sabores... A mí me pasa justo lo contrario, allá donde voy y veo algo nuevo, me tiro de cabeza. Que luego no me gusta (bueno, eso no lo puedo decir porque mi madre me lo prohibió de pequeña... Se llama educación...), pues no lo vuelvo a tomar y listos, pero ya lo he probado... Yo le hubiera puesto el plato de sopa de cocido de sombrero, ya sé que suena mal, pero a mí estas cosas me pueden...
Y venir a España y no probar la mejor gastronomía del mundo es para pegarle... Y no porque lo diga yo, es algo reconocido internacionalmente, si no, ¿de dónde provienen los mejores cocineros del mundo? Me he indignado con la atontá de la Daphne...

anele dijo...

Pues sí, opino como vosotras, a mí me parece un sacrilegio ir a otro país y no probar su gastronomía. Será que me gusta conocer a fondo todas las facetas del lugar en cuestión.
De todas formas, como Blas, por la educación que me han dado me resulta imposible decir que algo no me gusta delante del anfitrión (me lo como y me aguanto, porque entiendo que lo han preparado con todo el cariño).
Pero la realidad es que a estos niños se la "refanfinfla" la inmersión cultural o conocer mejor el país que visitan. Vamos, como que les da igual todo (lo digo por experiencia).
Vamos, una lástima.

CGR dijo...

Pues la verdad es que si visitas un lugar diferente que menos que intentar conocerlo, lo cual pasa por su gastronomía, está claro y, desde luego, tal y como dice Bertha ¡no sabe lo que se perdió! jajajjajaja

Susana dijo...

Ya estaba echando en falta el siguiente capítulo de tu casa "multicultural"... ¿Me encantan!!! jajajaja, y como me lo paso leyéndolos. Claro que sufrirlos tuvo que ser otra cosa... que paciencia hija mía... (estoy deseando leer el siguiente)

KIRA dijo...

Pero que penita...... no sabe lo que se pierde!!!
Me imagino lo mal que lo debiste pasar...
Pues mi hija mayor es sino igual muy parecida, come poco y porque le recuerdas que tiene que comer, le cuesta un mundo y una enfermedad probar cosas nuevas...
Yo lo he pasado muy mal, pues con 8 años aun tiene que comer la verdura y las lentejas en pure (cosa que yo no soporto...)
Pero con paciencia y tiempo, he logrado y espero seguir logrando que pruebe alimentos, sabores, texturas nuevas...