viernes, 10 de abril de 2009

EL DINERO SI TIENE DUEÑO


Siento ser tan recurrente con el tema japonés, pero continúo documentándome de cara a mi próximo viaje y me sigue sorprendiendo todo lo que leo acerca de esa fascinante y curiosa cultura. Son tantas las cosas que me llaman la atención que me apetece muchísimo compartirlo.
Ya había leído en el blog de Kirai que es uno de los países más seguros, hasta el punto de dejar el móvil encima de la mesa del restaurante o de la cafetería y al regresar del baño encontrarlo en la misma posición. Incluso un turista español olvidó su portatil en el tren y lo recuperó horas después al ir a buscarlo a la oficina de objetos perdidos. Igualito que en España.

Pero lo que me resulta cuando menos SURREALISTA, es enterarme de que en el año 2002 los habitantes de Tokyo devolvieron a las oficinas de objetos perdidos la increible cifra de... ¡¡ 23 millones de dólares !! (el equivalente en yenes, se entiende). Sí, sí, habéis leído bien: monedas y billetes. Así como suena.
El 72% del dinero fue devuelto a los propietarios y el 19 % se entregó a quienes lo encontraron, tras no ser reclamado al pasar los 6 meses.

La primera palabra que se me viene a la cabeza es HONESTIDAD; sí, en mayúsculas. Una brutal honestidad. (Con la ilusión que nos hace aquí encontrar un billete de 5 euros extraviado. Imagino la cara del responsable de turno si alguien entregase un billete en una oficina de objetos perdidos... ).

En el almacén central (4 plantas) se guardan miles de objetos perdidos, convenientemente catalogados según la fecha y lugar de extravío y registrados en la base de datos. Otros muchos almacenes se localizan a lo largo y ancho del país. Llaves, monederos, gafas, muletas, sillas de ruedas (¿?),... los mismos objetos que se podrían encontrar en cualquier otro lugar del mundo. O casi, excepto por el dinero.

Un empleado recuerda que hace décadas incluso llevaban repollos, naranjas y verduras que se encontraban perdidas. Al ser perecederas se solían revender, a precio de ganga, a quienes los habían encontrado.
Supongo que la explicación reside en una arraigada (y cuándo no!!) costumbre que se remonta al s. XVIII, según la cual se recompensaba a quienes encontraban un objeto perdido, así como se castigaba a quienes no lo devolvían. En 1958 se modificóla normativa: en caso de que el dueño reclamase el dinero, el depositario tendría derecho a reclamar un 10%.

Y por si aún no os había quedado claro que los japoneses son tremendamente honestos y civilizados, como lo demuestra el hecho de que muchas veces dejan las bicis en la calle sin candado, haré incapié en ello mostrando otra increíble fotografia que tomo prestada del blog que
he mencionado al principio: en ella se puede apreciar la fachada de una libreria ¡¡ sin vigilancia !!. Vamos, que es como un autoservicio: llegas, eliges, y tras comprobar el precio entras a dejar el dinero en un cajón habilitado para tal efecto.


Bienvenidos a Utopía.


Fotofrafía: www.kirainet.com

15 comentarios:

chema dijo...

lo de los objetos perdidos, pues vale, sí, son muy honrados. pero lo que me ha dejado alucinado es lo de la librería en la que coges lo que quieras y depositas el importe en un cajón. :O eso en españa es impensable!
por cierto, yo una vez vi un billete de 10 euros tirado en la calle y no lo cogí... que si no lo cogía yo lo iba a coger otra persona? pues allá con su conciencia... lo que no es mío no lo cojo, y además, quién te dice a ti que el dueño del billete no vuelve sobre sus pasos y llega a tiempo de recuperarlo?

anele dijo...

Hombre, Chema... lo siento pero ahí discrepo... Una vez me encontré 5.000 ptas. al salir del coche en un aparcamiento al aire libre y no veas lo contenta que me puse!!. Lo siento pero el dinero no tiene nombre y como bien dices, detrás seguro que va a venir otro y no es tan honrado...
A ver, si veo cómo se le cae del bolsillo, sí le aviso y se lo doy, que sienta muy mal perder el dinero; pero si ya está perdido, es otro cantar. Y si me encuentro una tienda sin vigilancia, también seré legal (lo contrario sería robar).

Por cierto, fíjate hasta qué punto son "correctos" los japoneses, que no se estila lo de dejar propina... y si por casualidad no te enteras y dejas algo de propinilla, salen detrás de tí a la calle a devolvértelo porque se piensan que te lo has dejado olvidado.
Cada día alucino más con ellos.

BLAS dijo...

Es otra cultura, otro modo de pensar. Lo que para ellos es impensable, para nosotros es lo normal y viceversa. Lo increíble es que ellos admiren nuestra cultura occidental y hagan lo posible por parecerse a nosotros, cuando debiera ser al contrario. Su cultura está basada en una serie de tradiciones ancestrales fuertemente arraigadas. Anele, creo que si con solo estudiar la cultura japonesa para ir allí, estás disfrutando tanto (y nosotros de paso también, jejeje), cuando estés allí no vas a querer volver!
Por cierto, siempre lo pienso y al final nunca te lo pregunto a tí. ¿Cuando es tu fecha de partida al Japón? Imagino que avisarás ¿no?

Bertha dijo...

JO que pasada, habia oido hablar de que son muy honrados pero no imajine que hasta ese punto, aunque aqui en España se a escuchado algun caso de maletines o carteras estrabiadas, que han sido devueltas por la persona que las encontro, sea un taxi o en otros lugares, no suele pasar mucho y menos si es dinero, yo una ver perdi 5.ooo pts y como dice Chema,volvi sobre mis paso y ya no las vi, yo creo que habria echo lo mimo, aunque primero, miraria si se le habria caido a alguna persona en aquel momento y si "A LA SACA", pero tanbien me he topado, con el despistado que se deja el dinero en el cajero o la targeta o alguna bolsa o otras cosas y yo les he avisado, no se me ocurio en ningun momento cojelo y que darmelo, mi conciencia no me lo habria permitido?

anele dijo...

Pues sí, Blas, estoy disfrutando mucho los preparativos. Pero no creo que me quedase allí por mucho que me guste,je, je, que no todo es color de rosa. Creo que es bastante difícil encajar en su sociedad y nos miran un poco por encima del hombro.
Mira, precisamente un amigo de Germán tiene allí a un amigo casado con una japonesa y ya se ha ofrecido para hacernos de Cicerone algún día, pero dice que es pelín duro vivir allí e integrarte siendo extranjero. Y para algunas cosas son extremadamente exagerados. De todas formas, sí, me parece una cultura fascinante a la que antes no había prestado demasiada atención.

Pues la fecha aún está por confirmar, porque es el típico viaje que exige un mínimo de 4 personas y cuando lo contratamos hace 1 mes sólo estabamos nosotros. La semana que viene tienen que llamarnos para saber si sí o si no. Supongo que en caso de no reunir al grupo de 4, nos retrasarían la fecha; no es que sea una faena gorda, pero no queremos meternos mucho en Junio porque empieza la temporada de lluvias. Así que ya le estáis poniendo una velita a San Antonio o al Santo que prefiráis, aprovechando que estamos en Semana Santa, para que se apunte alguien para el 17 de Mayo. O si alguien se anima, aún está a tiempo, ja, ja...

BLAS dijo...

No me tientes, que si no fuera por el enano me iba yo de cabeza...

Inma dijo...

Un íntimo amigo de mi hija vive desde hace dos años en Tokio. Su mujer, japonesa, se suicidó hace unas semanas , tenía muchos problemas, entre ellos, el alcohol. Mi hija dice que es una cultura con mucho mar de fondo. La porquería está más oculta que aquí, hay mucha represión personal. La verdad es que desconozco el tema.

anele dijo...

Qué horror, Inma. Es cierto, según he leído, están sometidos a muchísima presión. En especial los jóvenes: sacar las mejores notas, acceder a la mejor universidad, etc...
El amigo del que he hablado anda un poco depre porque se ha quedado en paro y le debe estar costando bastante encontrar trabajo. Menos mal que la mujer es funcionaria y tiene buen sueldo, pero creo que a él le está afectando. No le conocemos de nada pero ya se ha ofrecido para llevarnos donde queramos, supongo que para él será como un balón de oxígeno para romper la rutina.

En mi opinión son excesivamente encorsetados, está bien ceñirse a unas normas, es evidente que les va bien y viven de forma muy civilizada, pero no hay que ser tan estricto con las reglas, y ellos lo son.
Por ejemplo, he leído cosas increibles, como que está mal visto comer por la calle mientras caminas, sonarte los mocos en el metro (¡espero no constiparme antes de ir! o tendré que ir con una inmensa bola de kleenex bajo la nariz hasta que llegue a la estación) o hablar por el móvil, incluso ¡¡ fumar en la calle!! (tengo un post pendiente sobre eso).
Creo que la virtud está en el medio.

CGR dijo...

No dejo de asombrarme con tus posts sobre Japón ¡que manera de vivir tan diferente al resto del mundo! Eso de la libreria me ha dejado boquiabierta, jejejejej

Candela dijo...

Que alucine!! Y tambine discrepo con lo dicho por chema... no voy a ser yo la tonta que dejke un billetico solitu tirao en medio de la calle. Si hubiera visto a alguien que se le habia caido, haria lo mismo quew dice Anele, llamarle y devolverselo, pero ahi tirado... en Thomson una vez me encontre un billete de 50 eurosa en el lavabo, y naturalmente lo dje en recepcion, porque era obvio que pertenecia a uno de mis compañeros/as, y cincuentya euros no son moco de pavo. Habria sido muy facil metermelos en el bolsillo, pero alli no era la primera vez que te encontrabas dinero por el suelo y lo deolvias, en eso teniamos mucha consideracion unos por otros, y eramos 200 personas trabajndo alli.
Yo me quiero ir a Japon YA!!!

COILET dijo...

Jo, me dejas alucinada con esas costumbres... qué curioso.

Núria dijo...

...vamos lo k cuenta Candela igualito k lo k me pasó a mí en mi primer "currito" a parcial en el mc. donald´s del CC Glòries de BCN k como llevaba un plumas grueso lo dejé fuera de la takilla y me robaron del monedero del bolsillo creo k 10.000 pelas...

Lo de las bicicletas también ocurre en los pueblecitos de Hungría, no les ponen candado ni nada y te las dejan con gusto...Saludets.

Elphaba dijo...

Anele, veo que también eres asidua al blog de kirai. Desde luego es otra cultura. No es perfecta por supuesto, y lo de la represión a nivel personal es un problema a veces, pero también hay mucho que aprender de ellos es aspectos como el que dices.

Cuando vuelvas te preguntaré cosillas, que posiblemente este año me paso también por allí! :)

anele dijo...

Pues sí, veo que tú también lees su blog. Me parece muy interesante, son entradas muy cortas pero muy curiosas y me ha servido de muchísima ayuda de cara al viaje. Será una tontería, pero me apetece tener ciertas nociones de sus costumbres para no meter demasiado la pata y tratar de ser respetuosa, así que he aprendido muchas cosas con Kirai-Héctor.

Me alegro de que te animes tú también a ir. Cuando regrese estoy a tu disposición para cualquier duda que te surja. Puedes "freirme" a preguntas con total libertad, ja,ja.

cloti dijo...

Yo estoy encantada con tus entradas sobre Japón y no me gustaría que dejaras de hacerlas después del viaje.
Además no me parecen cortas en absoluto, tienen la medida justa que si son muy largas se hacen pesadas de leer.
Sigue así y tranquila que seguro que os vais en la fecha prevista.
Por cierto, la boda ¿cuándo?
Bssssssssssssssssss
Cloti