martes, 14 de diciembre de 2010

COMPRAS,COMPRAS,COMPRAS

Entramos de lleno en una época de consumo desorbitada y qué mejor momento para reflexionar sobre el ingenio de algunas agencias publicitarias que han sabido aprovechar el magnífico soporte publicitario que suponen las bolsas de las compras.

Hay para todos los gustos: directas, sutiles, provocadoras, divertidas, ...




Cualquier producto es susceptible de ser anunciado con mayor o menor acierto, todo depende de la imaginación del creativo.


Como la que entregaban al comprar un libro de un novelista belga:











Incluso un medicamento puede ser publicitado con cierta gracia:






























Y ¿por qué no aprovecharlo para difundir campañas solidarias?























5 comentarios:

Bruno Taut dijo...

Según donde vayas esas bolsas pueden hasta ser peligrosas. Aparece tú con la pistola en una entidad bancaria...

Saludos,

BT

Susana dijo...

Uy, pero este post, me suena... jijiji, las bosas están de moda...

anele dijo...

Pues sí, tampoco me imagino con esa bolsa en el aeropuerto de NY...

Su, me pasaron hace un email hace un par de semanas y me pareció muy curioso. Seguramente alguien más haya publicado alguno parecido: Myriam subió 5 de ellas en un post hace meses (espero que me perdone la licencia que me he tomado) :)
Sólo recordaba la de Greenpeace.

anele dijo...

Aaaaahhh, yaaaa, Susana. Ya veo por dónde vas...
Verás, llevo un mes de infarto y apenas tengo tiempo de leer vuestros posts, y ayer decidí subir éste que es rapidito de preparar y que me hizo gracia porque no tenía tiempo de preparar nada más elaborado.
Y hoy que he sacado un huequito para ponerme al día con vuestros blogs... me acabo de encontrar con el de Bertha!!! ja, ja

cloti dijo...

Yo no quise decir nada, jajajaja, pero da igual. Lo bueno de la blogosfera es precisamente eso, que nada es exclusivo de nadie. Si fuera así seguiríamos con los diarios con candaditos y con las fotos en una caja de galletas.

Bsssssss
Cloti