lunes, 28 de febrero de 2011

BRANGULÍ (2ª parte)

Como ya comenté en el post anterior, la exposición de Josep Brangulí fue bastante extensa (305 fotografías, para ser más exactos) y si bien me hubiera encantado colgar el triple de fotos, éstas son las únicas que localicé por la Red. Las que muestro a continuación pertenecen a sus series industriales. Algunas, realmente curiosas, y otras, como las de las naves de una frialdad adictiva.
Espero que las disfrutéis tanto como lo hice yo.

"Máquina esterilizadora para biberones de la Casa Provincial de la Maternidad y Expósitos. Barcelona, c. 1918"

. . . . . . . . . . . . . . . "Fábrica textil"

. . . . . "Fábrica de juguetes; taller de pintura. Barcelona, c. 1914"


. . "Fábrica de juguetes; taller de montaje de teatros de cartón. Barcelona, c. 1926"

"Mujeres trabajando con máquinas de coser empeñadas en el Monte de Piedad. Barcelona, c. 1926"
. . . . "Fábrica textil de Bernardo Casas. Llinares del Vallés, c. 1930-1935"

"Stand de una empresa de bidones en la Feria Oficial de Muestras de Barcelona. 1920"

. . . . . . . ."Tobogán de la Industria Basso y Weisse"





. . . . . . . . . . . ."Barcelona, Via Laietana" c. 1922

6 comentarios:

BLAS dijo...

Via Laietana sin coches... Impresionante. Es curioso que los edificios sigan siendo los mismos. Y lo que habrán visto pasar ante sus ventanas. Siempre me da por pensar esas cosas ante edificaciones antiguas. Ni te cuento en Egipto lo que pude elucubrar!! Jaaajajajajajajaaa!!

Es curioso lo que eran antiguamente las fábricas y los procesos de fabricación, y como son ahora. Sin embargo, antes eran mucho más "humanas". Me encantan estas fotos. Creo que me he perdido varios post. Voy a repasar porque hay varios sobre este tema me parece.

Besos, Anele!

cloti dijo...

Cosiendo y cuidando a los niños al mismo tiempo. Me pregunto si el mobiliario infantil lo pondría la empresa...seguro que les cobrarían por usarlo.
Yo pensaba que el Monte de Piedad funcionaba como una casa de empeño.
Bsssss
Cloti

chema dijo...

resulta curioso ver hoy en día ver esas fotos de operarios trabajando manualmente. por un lado, quizá no era el trabajo más ameno y mejor pagado del mundo, pero por otro lado, al no haber la tecnología que hay hoy en día, que reemplaza a la mano de obra, había más puestos de trabajo. todo tiene sus ventajas y sus inconvenientes...

la manera de funcionar los montes de piedad era que dejabas un bien en prenda y a cambio recibías un préstamo. cuando devolvías el préstamo, te devolvían el objeto que habías dejado allí. en los comics se ha dado una imagen de estas oficinas como un lugar donde el caradura de turno iba a vender el reloj de su abuelo para sacarse unas pesetas, pero no era eso. :D

ahora bien, lo que me sorprende son dos cosas: que hubiera tanta gente que dejara en prenda máquinas de coser precisamente, y que allí las utilizaran, con lo que eso supone de deterioro y desgaste sobre el bien que te han dejado en prenda. supongo que era una condición establecida de común acuerdo: yo te doy el préstamo y tú me dejas la máquina de coser, pero que sepas que no la vamos a tener cogiendo polvo, sino que la vamos a utilizar.

cloti dijo...

Creo que hemos llegado a la misma conclusión, chema. Ya sabía cómo funcionaban los Montes de Piedad, por eso me extrañaba que las estuvieran usando. Lo que no me extraña en absoluto es la cantidad de máquinas empeñadas, fueron malas épocas y empeñar una máquina de coser posiblemente daba de comer bastante tiempo a una familia.
Igual Anele sabe algo más sobre el tema y nos saca de dudas.
Bs
Cloti

anele dijo...

Sí, Blas, te pasan por la cabeza las mismas cosas que a mí, ja, ja. Menuda pareja haríamos en una visita tu y yo.

Cloti, me llamó muchísimo la atención esa foto. Y es que ahora sería imposible que los críos se quedaran quietos durante horas en una silla, ja, ja. Al menos era una forma de conciliar vida laboral-familiar (aunque extraña, muy extraña); ahora ni eso.

Y no, respecto al tema de los empeños del Monte de Piedad no sé más que vosotros. Recuerdo que mi abuela en alguna ocasión recurrió al empeño de alguna joya.

Geno dijo...

Te digo lo mismo que en el otro post ¡me encantan estas fotos!