jueves, 3 de marzo de 2011

IT`S TEA TIME

Mira que me gusta a mí una buena merienda!!! Y si la compañía es agradable y el entorno apetecible, se disfruta el doble.

Así que aprovechando una visita rutinaria al médico, y dado que uno de los nuevos fichajes que tenía pendientes en mi lista resultó estar a un tiro de piedra, aprovechamos para dejarnos caer por un local que abrió sus puertas hace tan sólo 4 meses: "Margó"(C/ María de Molina, 5, Madrid).
La impresión que se tiene nada más traspasar el umbral es: "Ay, Dios, a ver cuánto me clavan!!"
Porque huele a pijerío por los cuatro costados. Pero qué queréis que os diga, que a nadie le amarga un dulce (nunca mejor dicho) y que lo mismo me gusta el local más aséptico y minimalista que el más recargado y barroco. En la variedad está el gusto y el refrán me lo aplico a pie juntillas.
Así que allí estábamos, dispuestas a probar el nuevo local y sopesar "pros" y "contras". Un ambiente muy fino aunque pijo, muy pijo. Un lunes a las seis y media supongo que es propicio a estar copado de señoras de mediana y tercera edad, ataviadas con sus bolsos de Carolina Herrera y su collar de perlas, de merendola con las amigas. Un servicio algo lento para mi gusto, pero ¿a quién le importa cuando uno va a relajarse y olvidarse del reloj?
Variedad de infusiones, café Nespresso (habrá quien considere excesivo pagar más de 1 € por un café "de cápsula", aunque por mi parte no hay objeciones porque me encanta), chocolates, sandwiches al más puro estilo "british" (no podía faltar el de pepino, y fráncamente, me quedé con ganas de probarlo) y variedad de bollería (algo pequeña) y tartas caseras, macarrons y otras delicias.
El servicio, algo lento pero esmerado, sirve la colación en bandejas metálicas caladas y pintadas de blanco. El detalle significativo y que marca la diferencia: servilletas de tela. Parecerá una tontería, pero esos detalles son de agradecer. Como se agradece el gusto en la decoración: uno parece entrar al salón de alguna "lady" británica, con sus librerías de puertas acristaladas luciendo menaje, sus sillas decapadas en blanco y sus largos manteles con estampado toile de jouy.
La planta inferior nos ofrece la posibilidad de comprar dulces de importación, mermeladas, chocolates y tés, aceites, y otras delicatessen así como menaje acorde con el estilo del lugar: juegos de té, coquetas fundas de tela para las escobas, delantales estampados, fuentes de porcelana y demás fruslerías.
En resumen, un salón de té de lo más apetecible.

Fotografías: nyclblue (flickr), margósalondete.es

12 comentarios:

cloti dijo...

¡yupiiiii! Ya tenemos sitio para la próxima quedada, que además necesito una funda para la escoba, que como la aparco en la calle está la pobre fatal.
Bssssss
Cloti

cloti dijo...

Ah, se me olvidaba, cuando he visto el título me he asustado pensando que lees el pensamiento porque es lo último que acabo de bordar, tea time.
Bsssss
Cloti

Candela dijo...

Un euto por un cafe de capsula? Aqui te cobran dos y pico por un expresso de capsula, si es que os quejais de vicio!!! (y conste que a mi no me gusta ni el te, ni el cafe ni las infusiones...)

anele dijo...

Nooo, Ruth, lo que quiero decir es que habrá quien considere un abuso pagar por un café de cápsula (los más puristas) y que habrá quien no daría ni 1 €. No recuerdo el precio pero claro que fue más de 1€; de todas formas tampoco me parece caro, viendo lo que cobran por ahí por cafés infernales en algunos bares.

Cloti, ja, ja, sabía que en cuanto leyeras el post propondrías el próximo lugar para la kedada. Yo me apunto :)))

BLAS dijo...

Habrá que conocerlo! LAs señoras más pijas repijas de Madrid con sus bolsos de Ferragano y sus collares de perlas sobre cuellos de visón van a Embassy (C/Hermosilla esq. PºCastellana). Seguro que muchas de ellas harán una investigación preliminar en misión de reconocimiento de a dos para averiguar el ambiente de este nuevo salón de té... Son muy sutiles ahí donde se las ve...

chema dijo...

está cerca de mi casa. cuando pase por allí me fijaré. por cierto, que ese tramo de maría de molina lo tengo grabado a fuego, siempre pasaba por allí para ir y volver de mi "querida" escuela de industrales. :D
la primera foto es una salón inglés auténtico y genuino, me encanta!

anele dijo...

Sí, Blas, muy sutiles, ja, ja. Ya han comenzado a aparecer por allí. La verdad es que el local es una monada.

Chema, lo localizarás en seguida porque sobresale un poco de la fachada. Está justo en el comienzo del túnel.

Susana dijo...

Pero que preciosidad!!!! La próxima vez que vaya pa los madriles llevarme para allá!!!!

Myriam dijo...

¡¡Qué rebonito!! Tomo nota.

Bertha dijo...

Aunque a mi me gustan probar todo tipo de te, el cafe me gusta, pero pero ya un poquito menos, el salon en cuestion, es muy pero que muy pijo, si que me hace recordar la las pelis Inglesas, yo me veria fuera de lugar o a si me veria yo y para estar incomoda no.

Bertha dijo...

Aunque es un sitio muy mono, parece una casa de muñecas...jejeje.

Rousi dijo...

Tiene más pinta de exposición que de un salón para ser usado XDDD pero eso si luce muy bien. :-)