sábado, 14 de enero de 2012

PROGRAMANDO LAS VISITAS AL BAÑO




No hay nada como una película en pantalla grande, Technicolor, Dolby Surround, Movirecordyvisitenuestrobar. Cine a lo grande.



Aunque si apelamos a la comodidad, no hay nada como una película en el salón de casa.
Sin molestos "vecinos" mascando chicle o engulliendo palomitas con la boca abierta, escarbando con ansia la cubeta gigante de cartón en busca de las últimas migajas. Sin gigantes ni cabezudos que nos obliguen a convertir la sesión en un constante baile de San Vito buscando un resquicio entre cabezas para alcanzar a ver un trocito de pantalla.



Todo es perfecto: el sofá, las zapatillas, la cena en la bandeja y las palomitas de microondas, control del volumen... el único problema, al menos cuando se trata de una emisión televisiva, es la hora de visitar el baño. Ahí no hay control remoto que valga.



"Salgo corriendo en cuanto lleguen los anuncios","Bueno, me espero; total, si me concentro seguro que aguanto hasta el final"...oh, qué engañados estamos. Porque la vejiga no perdona. Nunca.



Y entonces esperamos como locos a que llegue alguna escena insulsa y podamos echar una carrerita, pero lo que llega es una escena importante, vital, pura acción... y nos debatimos entre permanecer pegados al sillón para no perder ripio o sucumbir a los gritos de desesperación del Sr. Roca.




Pero ya no será un problema nunca más porque la voz de los incontinentes por fin ha sido escuchada.



Alguna mente preclara tuvo la feliz idea de crear una página web donde podemos consultar, previamente a la sesión, cuáles son los momentos ideales para escaparnos, sin riesgo a perder ni un ápice del hilo conductor:

http://www.runpee.com/



Tan fácil como recurrir a un click del ratón y anotar el momento exacto en que aparecerán en pantalla esas escenas "vacías" e interminables en las que no ocurre absolutamente nada interesante y que, bendita sea, nos dan un agradable respiro para salir a la carrera: nos dan el minuto exacto desde que empieza la peli y de cuánto tiempo dispones.


El único problema: es una versión en inglés, así que si no conocemos el nombre original de la película tendremos que buscarlo por la Red.


Bueno, y ni siquiera hace falta enchufar el ordenador porque también han sacado una aplicación para los Smartphones que incorpora avisador por vibración, de modo que no hace falta ni estar pendiente del móvil (ideal si estás en el cine, especialmente si tienes niños pequeños). Esta vez, en español :)


5 comentarios:

chema dijo...

es verdad, el cine tiene sus inconvenientes. uno de ellos, que tengas a alguien detrás comentando la jugada en voz alta.
recuerdo una vez, hace unos años, que estaba viendo la película 'los pájaros' de hitchcock en video, en mi habitación. cuando se acercaba el final, y la película se estaba poniendo muy álgida, decidí congelar el video para ir al baño. quería ver la recta final de la película con plena concentración, sin tener que estar preocupado por otros menesteres.

Candela. dijo...

jajajjaa, run pee, que bueno!!!

cloti dijo...

Mis hijos preguntan cuál es el título original de la que vieron anoche, para al final decidir que mejor se hubieran pasado la peli entera en el baño. Creo que les aburrió, jajaja
Bssssssss
Cloti

anele dijo...

No tiene precio, Chema. Y eso que me encanta el cine en pantalla grande. Una gozada.

Susana dijo...

Me parto. Pero es que existe una página para todo??? Nunca se me hubera ocurrido crear algo así, y sin embargo... Qué útil!!! Jajajaja