lunes, 24 de octubre de 2011

KITTYNVASIÓN

A petición popular subo este post, aún a riesgo de saturar mis pupilas (ya sabéis que soy de la liga anti-rosa, aunque confieso que últimamente a veces flaqueo, serán las malas influencias familiares...) y al fin y al cabo, desde mi viaje al país del sol naciente, la gatita nipona despierta mis simpatías más de lo que solía hacerlo en mi infancia.

Hace un par de semanas mi cuñada nos invitó a cenar, sospecho que con la excusa de realizar el despliegue que tenéis ante vuestros ojos:

Supongo que no quedó ni uno sólo de los artículos del kit olvidado en los armarios de la cocina, porque no faltaba detalle: vinagrera, salero, servilletas...y por supuesto, el discreto mantel :O


Espero que mi cuñada esté a la altura y explote su vena frikitty en la próxima cita, que si no fuera por momentos como éstos la vida sería muy triste y muy gris :)))

Y ya puestos, aprovecho para felicitar de nuevo a la cocinera (ainssss, dónde habré metido la receta del pastel de pescado...).


12 comentarios:

Susana dijo...

Pero era una cena de adultos???? Pufff, mira que yo soy infantil pero demasiado rosa para mí...

Inma dijo...

Me parece una ide divertidísima ¡seguro que os reisteis un montonazo!!

cloti dijo...

Si no fuera porque es una gata sería kittyadicta total, menkanta el merchandising llevado hasta los últimos extremos ¡qué pena que estas cosas no se llevaban cuando yo era pequeña.
Bssssssss
Cloti

Geno dijo...

Desde luego que no falta detalle XDDD. A mi es que la gatita esta no me da mucho más... Eso sí, reconozco que hay verdaderas virguerias con su imagen ¡no se han olvidado nada!

chema dijo...

no conozco en profundidad a la gatita, pero alguna vez he comprado cosas suyas, como por ejemplo una taza llena de huevos de chocolate (por envoltorio rosa, claro) que vendían en el vips durante una época.
una mesa así sería ideal para una merienda infantil. aunque a los no tan niños también nos gusta que nos alegren la vista con colores luminosos de vez en cuando, para salir del aburrimiento como tú dices, jeje.

anele dijo...

Sí, Susana, era una cena de adultos (aunque ahora que lo pienso, no estoy tan segura, ja, ja) pero como dice Inma, nos reimos un montón.

Cloti, Geno, esto en Japón no es ni la punta del iceberg. Allí hubieran completado la reunión con fondo de armario a juego, seguro XDDD

Chema, en algún sitio leí que España es el 2º país (después de Japón, of course) en consumo de H.K.

ElEspi dijo...

Cuando le devuelvas la invitación a tu cuñada podrias prepararle algo con salsa romesco ;-)
http://conlasmanosenlamasa-elespi.blogspot.com/2011/10/me-solicitaba-el-otro-dia-anele-que-le.html?showComment=1319570082039#c3857771496820041890

Bertha dijo...

JAJAJA yo soy como tu, el rosa com moderacion, jeje. Pero a quedado muy bien y un dia es un dia, vale.

Rousi dijo...

Qué original!No falta detalle. Está todo tan chulo que casi da pena usarlo jeje ;-)

Candela. dijo...

:)

BLAS dijo...

Pues a mi me encanta!! Lo veo súper original para una mesa divertida de adultos!!
Aunque eso sí: Con el rosa Kitty. Si ya me ponen el rosa Barbie me da un telele.
(Yo no soy mucho de rosa...)

Elphaba dijo...

Uy, ¿tu amiga sabe que cerca de Tokio hay todo un parque temático Sanrio (la marca de HK) dedicada a la gata y sus colegas? El Sanrio Puroland. Hay merchandising increíble con estas cosas, no os podeis ni imaginar.

No me desagrada Kitty, pero con los años perdí bastante del interés que le tenía de pequeña. No tengo nada en contra del rosa, pero me satura demasiado. Ahora hay otros muñecos-dibujos-mascotitas niponas de ese estilo que me gustan más.

De todas formas la idea de la cena Kitty me encanta como frikada.