domingo, 30 de octubre de 2011

UN FRANCO, 14 PESETAS



Nunca me gustó Pepe Navarro ni su popular programa, lo mismo he de decir del personaje que Carlos Iglesias interpretaba en él (tampoco le ví la gracia por ningún lado a Benito ni a su gotelé), papeles que le hicieron ganarse al público y le reportaron una fama incuestionable (disparando las audiencias televisivas) pero que yo por desgracia nunca supe entender.


Afortunadamente para mí, no era en esos gags donde residía su auténtico talento, sino en la interpretación dramática y, por encima de todo, en el guión y en la dirección artística.


El giro llegó en 2006 con "Un Franco, 14 Pesetas".


Espero que siga ese camino porque ha demostrado que en ese campo es un maestro, y me quedo con el buen sabor de boca que me ha dejado el largometraje y con ganas de más, de mucho más (al punto de visionar días después "Ispansi", que tampoco defrauda).

Aplaudo la sensibilidad que tiene para contar historias, como ésta, sencilla, con cierto tono autobiográfico, que refleja con gran acierto la España de los 60 y el carácter de su gente.Un bonito homenaje a todos aquellos que un día decidieron hacer la maleta y buscarse la vida más allá de las fronteras de su cultura e incluso de su idioma (como un día hiciera su propio padre).


Sin olvidar el coste psicológico de ese cambio tan brusco, del choque cultural y de la temida hora del regreso a casa, especialmente compleja para los que sólo han conocido "el otro mundo": los hijos criados en el exilio laboral.

Y algo que se agradece también es que no cae en sensiblerías gratuitas, jugando con el espectador en busca de escenas emotivas, de aquellas que hacen sacar el pañuelo.



Quizás en algunos momentos muestre una visión ligeramente idealizada (hay quien le critica precisamente eso) pero no debemos olvidar que tiene tintes autobiográficos. No se trata de que TODOS los emigrantes se sientan reflejados (sabemos que habrá versiones contrapuestas, obviamente), sino de mostrar su esencia, lo que sintieron, independientemente de la suerte que pudieran correr: la confusión inicial, la sensación de desarraigo, el descubrimiento de otra cultura y de una sociedad diametralmente opuesta (en muchos casos) a la nuestra, la soledad y sobretodo, el dilema de qué rumbo tomar (volver a casa o no).

Un estupendo elenco ayuda a redondear el guión, presentando unos personajes muy bien definidos, creíbles y coherentes.



Sin duda, una película de las que merece la pena recordar.

10 comentarios:

Candela. dijo...

La ví en su dia, pero me apetece muchísimo volver a verla de nuevo, despues de leer tu articulo. A mi lo del gotelé es que no me suena de nada, porque por esa epoca yo ya debia estar aqui, Pepe Navarro, como a tí, nunca me gustó, y ademas, yo a esas santas horas estaba en la cama que tenía que trabajar al dia siguiente.

Candela. dijo...

Vi, se me ha colao un acento y me he dejao otros en el tintero. Es lo que tiene tener que meterlos usando códigos...

Geno dijo...

Es una de esas películas que tengo ganas de ver y o no me acuerdo o no es el momento o no se, pero ahora también me has dado más ganas XDDD

Ana dijo...

¡Cómo me gustó esta peli! yo tampoco le veía gracia al personaje que este hombre hacía con Navarro, de hecho no era ni seguidora del programa, pero es cierto que esta película es de lo más bonito que he visto. Voy a ver si me hago con la otra que mencionas. Tengo que ponerme al día con tu blog porque tengo mucho que comentar en tus anteriores entradas. Un besiño Elena.

cloti dijo...

Jo, pues a mí menkantaba el Mississippi y todos los humoristas que pasaron por allí ¡hasta Igor!
XDDDDD
Bssssssss
Cloti

Inma dijo...

Creo que esta peli se me pasó en su momento pero recuerdo haber leído buenas críticas. Mi memoria de pez no me permite recordar si el programa me gustaba o no. Sí recuerdo ir una noche de público con Sergio así que supongo que al menos lo veía alguna vez.

anele dijo...

Ruth, sí que es de esas pelis que apetece ver de vez en cuando.

Geno, no lo dejes pasar. Te gustárá.

Besiños también para tí, Ana. Lo cierto es que fue muy exitoso su papel de Pepelu y el de Benito, pero hija, a mí, ni fu ni fa. Para mi ha sido un descubrimiento su labor como director.

¿Ves, Cloti? si lo seguía un montón de gente, pero supongo que no le encontré la gracia a ninguno. ¿No has visto la peli?

Inma, te digo lo mismo que a Geno. No es un peliculón superambicioso (ahí está la gracia, en encontrar pequeñas joyas que no aspiran a nada ostentoso) pero me pareció tan natural y tan bien contada que me parece digna de todos los premios y buenas críticas que se llevó.

cloti dijo...

Sí, la vi pero porque soy súper fan de Javier Gutiérrez. La serie de manolo y benito no la vi nunca pero el personaje del ñapas en el mississippi, maribel ripoll (doña berta), santiago urrialde (no siento las piernas) o el grande de españa florentino nos cambiaron el humor en los noventa ¡los adoraba!
Luego me pasó lo mismo con la cantera de crónicas marcianas, sobre todo con Latre. Recuerdo que la primera aparición de Bea la becaria, Segundo y yo comentamos que ese tío (o tía??) iba a dar que hablar, jajajaja
Bssssssss
Cloti

COILET dijo...

Está muy bien, la escena del "edredón" (que no es para nada x) refleja perfectamente esa diferencia de cultura, es una anécdota muy graciosa.

Inma dijo...

Acabo de verla y la he disfrutado muchísimo. Muy sencilla y muy bien contada.
La escena del final, en la que la amdre los pone firmes me ha puesto los pelos de gallina, porque el cuerpo me pedía otro final, claro.
Aprovecho para decir que hace poco vi Pájaros de papel, y también me gustó mucho. Tiene mas pretensiones pero no sé por qué me la recuerda algo.