jueves, 6 de octubre de 2011

LAS GAVIOTAS MEJOR ALIMENTADAS DE GALICIA

Desayunamos fuerte para coger fuerzas porque hoy toca "senderismo". El desayuno del Parador es uno de los más variados que he visto, comenzando por el curioso depósito con grifo del yogur Activia y por el amplio surtido chocolatero.

Ponemos rumbo a Vigo. Ya es mala suerte: decidimos dormir en Baiona precisamente porque es uno de los 3 únicos puertos desde los que hay salidas a las íslas Cíes, y da la casualidad de que las salidas desde Baiona terminaron hace ¡¡4 días!! Menos mal que Vigo está a 30 minutos en coche...


Dejamos el coche en el párking robotizado del puerto de Vigo, el primero que he visto.
Una experiencia divertida porque tras entrar en la cabina el ordenador comenzó a dar instrucciones como loco por megafonía: "ponga el freno de mano", "meta primera", "quite la antena", "abandone la cabina"... No esperábamos ese bombardeo de órdenes, así que fue una carrera contrarreloj "¿tienes la cámara?" "abre el maletero, que cojo la cazadora", "espera, me falta la gorra" y sigo sin entender por qué nos pusimos tan nerviosos XDDD

Una maravilla comprar las entradas para Cíes sin colas (absolutamente nadie en el mostrador) cuando en agosto son interminables, según me han dicho.

Subimos a la cubierta del catamarán para no perder detalle de la travesía; está abarrotada mientras la cubierta inferior está completamente vacía :)


Menos mal que venimos preparados: jersey, pañuelo al cuello, cazadora y protección solar. El frío en cubierta ha pillado desprevenidos a algunos incautos que vienen en manga corta y chanclas, engañados por el día tan despejado y soleado que tenemos.



Por fin desembarcamos en las islas y comienza el paseo, tras hacer acopio de bocadillos y bebidas en la cafetería. Nos decantamos por la ruta más larga (ruta Faro da Porta, 3'5km) y de mayor desnivel (175 m). La Playa de Rodas es preciosa, de arena blanca y aguas limpias, larga (une 2 de las islas) y tranquila (al menos en esta época del año). El periódico The Guardian la nombró mejor playa del mundo en el 2007. Supongo que habrá cientos de playas paradisíacas repartidas por el mundo, pero ésta no tiene nada que envidiales.


Las Cíes son en realidad un archipiélago formado por 3 islas, y cuenta con otras playas (incluída una nudista), además de una fauna y flora muy ricas. Como dato curioso, recordar que ya se hacía mención de esta ría en "Veinte mil leguas de viaje submarino". (El capitán Nemo pareció haber concluído su relato, que, lo confieso, no veía yo en qué podía interesarme. "¿Y Bien?- le pregunté. "Pues bien, señor Aronnax, estamos en la bahía de Vigo y sólo de usted depende que pueda conocer sus secretos").

Paramos a comer a medio camino y pronto recibimos las primeras "visitas". Dos gaviotas remolonean indecisas pero pronto una de ellas se hace con el control de la situación y consigue espantar a la otra. Son osadas, desde luego; se nota que están acostumbradas al trato con humanos y se acerca a picotear las migajas que dejamos. Los trozos de pan van aumentando de tamaño; se la ve feliz :) Y no es la única, porque otra compañera se acercó merodeando a nosotoros a la salida de la cafetería, al olor de los bocadillos. Desde luego la base de su dieta no se limita en exclusiva al pescado blanco, ja, ja.




Llegamos al faro acalorados, tras algo más de 1 hora de marcha ligera, con la ropa de abrigo anudada a la cintura mientras pensamos lo bien que vendrían unas taquillas junto a la playa.
El sol luce radiante, acribillando nuestra piel (bendito FPS 50). Las vistas son impresionantes.


Cuelgo la siguiente foto a petición exclusiva de cierta persona (espero que sepa valorar el detalle), mal que me pese; supogo que algo tendrá que decir en la sección de comentarios...

Emprendemos el camino de regreso.



Hacemos tiempo sentados entre los pinos, junto a la playa, momento que aprovecho para remangarme los vaqueros y hacer acopio de valentía:

Sorprendentemente el agua no está tan fría como esperaba. Al menos no está helada. Y aunque tuve la precaución de traer puesto el bikini (por si acaso), de momento me conformo con remojar los pies (hay varios bañistas, pero por desgracia no soy tan valiente).

De regreso al embarcadero, y como siempre, aparece alguien dando la nota: acaba de bajar a tierra una joven con unos comodísimos tacones de aguja. Apropiados tanto para venir a la playa como para caminar por los senderos de la isla, ja, ja.

La vuelta a Vigo se hace pesada: el hombro abrasa los hombros y la nuca (mi marido, como siempre, sin gorra ni protección solar).

Llegamos al hotel agotados, momento ideal para un relajante baño de espuma bien caliente. Benditas sean las bombas de baño de Lush.

9 comentarios:

cloti dijo...

Aunque no he sido yo quien te lo ha pedido, menkanta que salgas en alguna foto. Es pura cuestión de gustos, como todo, porque yo prefiero siempre que salga alguien en la foto.
Seguro que la de los stilettos era prima del de las uñas del otro día, jajajaja
Y mi hijo es más osado que tú con el agua fría ¿has visto mis fotos de Glendalough en fb?
Bssss
Cloti

Myriam dijo...

Madre mía, cómo te lo has pasado en Galicia!

Elphaba dijo...

Joder, qué estrés con las órdenes robotizadas. Si yo no daba pie con bola en los exámenes de conducir por la presión de las intrucciones, y me vuelvo torpe incluso en las revisiones de la itv por el mismo motivo...

Buena playa, sí señora. Y lo de las bombas de Lush, llevo años loca por probarlas, ¡pero no tengo bañera!

Anónimo dijo...

¿ Qué coño hace alguien con un bolso de Salvador Bachiller en una ruta de senderismo ?
Joder, me he casado con una neo-pija.
Hoy dormiré en el sofá. Cada vez que lo recuerdo no puedo evitar verla con otros ojos...

anele dijo...

Ja, ja, vale, ya te has reído a gusto.
Todo lo pijo que tú quieras, pero el bolsio era de tela. Y es lo único que tenía, que siempre queda más fino que llevarme una bolsa del supermercado. Como dice la canción: "antes muerta que sencila" XDDD
(Por cierto, sigo pensándome lo de enviarte a dormir al sofá...).

anele dijo...

Por cierto, alguien comentó que algunos comentarios iban a parar al spam. Acabo de comprobar que yo tenia 3 (de Blas y Cloti), así que ya están publicados.

Susana dijo...

Donde me había metido yo que no había visto estos maravillosos posts sobre las tierras gallegas??? Me ha encantado esta última ruta por las islas Cíes que no conozco y que apunto a mi enorme lista de sitios por visitar. Aunque éste quizás sea de los probables. Nosotros conocimos las rías baixas y nos encantaron!!! La proóxima vez que vayamos para allá, habrá que hacer alguna parada para concer a alguna galleguiña que tenemos por allá...

Inma dijo...

Voy a mirar mi spam ahora mismo!

Estoy de acuerdo que mejor el bolso que una bolsa de plástico. Y le digo al Anónimo que se vaya de mi parte a dormir al sofá esta noche también!!

Maravillosa la playa. Me chiflan las playas y seguro que yo sí me hubiera bañado. No me puedo resistir.

Al Anónimo le digo que se ponga protección. Yo he sido muy chula y ahora estoy pagando las consecuencias. Estoy viviendo en carne propia los excesos de sol. Y no es divertido.

Candela. dijo...

Asi es como hay que ir vestida, si señor, y con un bolso nuevo y nada hecho de trapos viejos o una comun mochila, no señor. Me encantan las Islas Cíes, ahí iba cada año de pequeña (ademas de las consiguientes visitas de Vigo, Santiago, San Xenxo, Marín y los pueblos de alrededor de Bueu! Creo que no piso Galicia desde el 94-95 y me esta dando mucha morriña. Tenemos casa alli, mis padres van cada año en septiembre, pero me da pereza ir tanto a España...