domingo, 24 de octubre de 2010

DE LEÓN A LA VERDE ASTURIAS

Tercera jornada.
Imposible visitar Astorga y León (nos esperan a comer en Oviedo), así que optamos por la primera.

La antigua capital de la tribu de los astures se asentaba en las proximidades del Monte Teleno; un "goloso" asentamiento, como ya intuyeron los romanos, que montaron su campamento para la Legio X Gemina (dirigida por el propio emperador Cesar Octavio Augusto durante las Guerras Cántabras) con el fin de controlar los yacimientos mineros de la zona y organizar las rutas del oro extraído en Las Médulas.
El castro fue rebautizado en honor al César como Asturica Augusta pero tras la caída del Imperio comenzó su decadencia, siendo atacada por los visigodos (s. V) y por los árabes (s. VIII) hasta que el rey de Asturias Ordoño I lo repuebla con familias del Bierzo.

El descubrimiento de la tumba del apóstol Santiago le sitúa en pleno corazón del Camino de Santiago dando pie a un resurgimiento: reconstrucciones, costrucción de hospitales para peregrinos y asentamiento de la Sede Episcopal. Sin embargo, en la Edad Media Ponferrada y León comenzarían a robarle el protagonismo.

La visita a la Catedral incluye la entrada al Museo Catedralicio de 1954 donde se muestra una valiosa colección de cerca de 600 obras de arte litúrgico (óleos y tablas, cruces procesionales, cálices, facístoles, arcones románicos, casullas, calzado y tocados religiosos, etc...) . No es mi rama favorita, pero he de reconocer que me gustó mucho y destacaría en especial la colección de vírgenes románicas y los facsímiles de los Libros de Horas. Una visita a la velocidad del sonido pero que hubiera merecido más tiempo sin duda.

La Catedral comenzó a construirse en el s. XV y fué finalizada en el s. XVIII (por ello reúne varios estilos arquitectónicos: gótico florido español, barroco, neoclásico...). Precioso el retablo y los arbotantes y relieves de la fachada, las bóvedas de crucería, impresionante el coro y sus 97 sitiales de nogal y unas estupendas vidrieras.



Tiene el título de Apostólica por la cercanía de su fundación a la predicación de los Apóstoles (en una carta de S. Cipriano, obispo de Cartago, aparece ya organizada en el s. III, así que debe de ser algo anterior). La actual se inició en 1471 como ampliación de la románica anterior.

Compramos entrada combinada con el famoso Palacio Episcopal (rebautizado por J.L. como el "Exin Castillos"). Visita que llevaba años esperando. Es uno de los pocos edificios de Gaudí que se encuentran fuera de Cataluña (ya sólo me falta por conocer la Casa Botines, pues visité el Capricho de Comillas hace años) y actualmente es la sede del Museo de los Caminos (expone esculturas, óleos sobre tabla, orfebrería y otros objetos jacobeos).
La residencia episcopal sufrió un incendio en 1886 por lo que el entonces obispo de Astorga , Juan Bautista Grau, solicitó la construcción de un nuevo palacio en 1889 a su paisano Antonio Gaudí, quien dirigió las obras durante 4 años. Lo planificó como una conjunción de templo, palacio y castillo.
Por desavenencias con la Junta Diocesana, Gaudí dimite con el proyecto a medio terminar, siendo rematado lo más digamente posible por el arquitecto García Guereta en 1913, tras diez años de paralización. En realidad, nunca llegó a cumplir su función de sede episcopal porque lo encontraron demasiado ostentoso y poco funcional.


Incomprensiblemente, estaba prohibido fotografiar el interior del Museo. Postura que nunca he llegado a comprender. Me parece lógico respetar obras de arte que pueden verse dañadas por efecto de los flashes, pero no entiendo que se impida fotografiar una sala. Supongo que metiendo todo en el mismo saco se ahorran desvelos.
Estas fotos no son mías, que yo soy muy obediente y no saco fotos donde no debo ni robo castañas a la diputación :)



Raudos y veloces emprendemos viaje hacia Oviedo para visitar a mi prima.
Tras dejar las maletas en el hotel salimos a dar una vuelta por el centro de la ciudad: el teatro Campoamor, la Catedral (por supuesto, cerrada, que ya viene siendo una costumbre), etc... y nosotros sin mi cámara de fotos (no contábamos con el paseo). Por fin llega la hora de comer (sin desayunar por ganar tiempo: un bollo a media mañana consoló nuestros estómagos) y atacamos con saña los quesos asturianos, la fabada y las carnes de Tierra Astur. Cuesta levantarse de la silla después de tremendas raciones de pitanza.
Y cerramos la visita con Santa María del Naranco (la foto es prestada de internet), una preciosa iglesia prerománica (que originalmente fue el palacio de Ramiro I) a tan sólo 100 m de la iglesia de S. Miguel de Lillo (de la misma época).
Su derrumbamiento motivó el cambio y con la reconstrucción en el s. XII fue transformada en iglesia.
Por cierto, los 3 arcos de la fachada oriental son la imagen de la campaña turística "Asturias, Paraíso Natural".

9 comentarios:

Geno dijo...

Hmmmm, veo que has probado las excelencias del Tierra Astur (en el de Oviedo no he estado nunca pero me imagino que será parecido al de Gijón)¡Que cerquita estuviste, mujer, podíamos haber quedado!

anele dijo...

Ainss Geno, que me hubiera encantado acercarme a conoceros y además coincidía el Salón del Cómic, pero es que no me cuadraban los días. De hecho, no pensábamos pasar por Asturias, sólo hicimos el desvío para ver a mi prima, que llevaba años pidiéndomelo.
El Tierra Astur me encantó y los menús son enoooormes, y con ese olor a sidra tan rico... y cómo se sube la joía!!!

chema dijo...

la historia está llena de invasiones de unos pueblos sobre otros. el lado positivo es la huella que dejan en el patrimonio cultural y artistico, y lo que nos cuentas en esta entrada es una buena muestra...
ayy anele, que te imagino sacando la cámara disimuladamente, disparando rápidamente la foto, y luego guardándola y silbando mirando al techo! ;)
qué curioso haber visto al natural el monumento en el que está basado ese 'logotipo' turístico de asturias...

cloti dijo...

¿Y no te llevaste unas mantecadas para el camino?
Nos has contado tu viaje con tanto detalle que me dan ganas de irme ahora mismo ¡con expolio castañero incluido!
Bsssssssss
Cloti

anele dijo...

¿Yo, Chema? que no, que no, que la foto es del internette,que yo acato las normas como una chica obediente, fiu, fiu, fiuuuu...

Mira que lo pensé Cloti, pero fue un simple croissant.

Candela dijo...

Veo que te gustan las vidrieras tanto como a mi!!

anele dijo...

Sííí, me pirran!!

COILET dijo...

Ay mira que he visitado Asturias muchos veranos, pero me falta Gijón y Oviedo y por supuesto ver Sta María del Naranco y el Conventín, lo tengo pendiente y me pesa mucho no haberlos visto aún, pero mi maridín es anticlerical total, aunque yo le digo que es por el arte, por la construcción en sí, a ver si alguna vez le arrastro....

Susana dijo...

Aqu estoy poniéndome al día y babeando un rato con vuestro viaje. Mira que nosotros conocemos Asturias, pero me gusta cómo habéis organizado el viaje, las paradas, las visitas, y los lugares. Me lo apunto todo!!!!