martes, 5 de octubre de 2010

HISTORIAS DE LA REBOTICA


- "Y bien. ¿Cuánto te debo?"
- "Son 2 euros con 6 céntimos".
- "¿Te puedo pagar los 6 céntimos con tarjeta y el resto en efectivo?
- 8-O

11 comentarios:

R.M dijo...

jajajajajajaajajjaa

Candela dijo...

XDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDD

se lo aceptaste???

chema dijo...

hay tres opciones, en orden creciente de menos a más absurda:
-pagar la cuantiosa suma de 2.06 € con tarjeta de crédito.
-pagar los 2 € con tarjeta y los 6 céntimos en efectivo. así no nos endeudamos tanto.
-pagar los 2 € en efectivo y los 6 céntimos con tarjeta. ésa es la que tu cliente eligió. una manera un tanto curiosa de gestionar su tesorería y sus créditos. :o

anele dijo...

No, Ruth. Fue una compañera, no yo. Y efectivamente le dijo que no.
Tampoco aceptamos pagos fraccionados: no los entiendo, la verdad; si tienes dinero, lo tienes y punto, así que o lo pagas todo en efectivo o todo con tarjeta. Y si no lo tienes,`pues todo a crédito. En cualquier caso, nuestro sistema informático tampoco lo permite.

Y los hay peores, Chema. Que a mí en una ocasión pretendieron pagarme unos chicles (0.60€) con tarjeta.

No entiendo a la gente que sale a la calle sin efectivo; hay quien ni siquiera lleva 1 €. ¿Y si te falla la tarjeta?...
Yo no puedo; necesito llevar un mínimo de 5-10€, por lo que pueda surgir.

Geno dijo...

Es que no tengo palabras, las carcajadas no me dejan hablar jjajajajjajaja ¡hay que ver!

Ana dijo...

Hay que ver...ja ja ja!!la atención al público da para mucho!!

Myriam dijo...

Madre mía, te sale más a cuenta perdonarle los 6 céntimos.

Inma dijo...

Yo soy de las que por no ir al cajero voy sin dinero, pero vamos, que si tengo que pagar cantidades pequeñas me busco la vida pero no se me ocurre sacar la tarjetoncia.

BLAS dijo...

Ahora si que me he quedado ojiplática.... No puedo ni comentar... :O

COILET dijo...

A ver.... o lo pagas todo o nada, qué quéreis que os diga, yo sí he pagado una cantidad absurda: menos de 3 € con tarjeta en el súper, pues pq tengo dos carteras: una con la calderilla y otra con las tarjetas y me dejé en la tienda la de la calderilla, total tuve que pagar con tarjeta, qué le iba a hacer... Cosas de las prisas, pues sí iba sin nada, nada de efectivo....

anele dijo...

Totalmente de acuerdo. Es que yo sigo sin entender eso de fraccionar el pago.
No me importa si son cantidades pequeñas (ha podido olvidar el monedero, gastarse previamente lo que tenía suelto...) sobretodo si veo que compra algo "necesario" (medicinas, comida...). Pero que te vengan a pagar con tarjeta unos chicles, un cacao para los labios,... sí sí, de primera necesidad y muy urgente, vamos.
Que ya sólo con lo que te carga el banco por la gestión, ni te merece la pena.
Fijate que hasta podría entender que comprasen un envase para análisis de orina (40 cent) si es a última hora de la tarde y tiene el análisis al día siguiente. Todo depende de la importancia del artículo en cuestión.
Hay gente muy exagerá.